>Mujer con cesto – Juan Gris

>

AUTOR: Juan Gris

TÍTULO: Mujer con cesto

TÉCNICA: Óleo sobre lienzo

DIMENSIONES: 92 x 73 cm

FECHA: 1927

LOCALIZACIÓN: Colección particular

Nos encontramos ante un cuadro con una escena costumbrista donde una mujer sujeta un cesto de mimbre, con hojas y fruta, delante de una pared con un espejo. Con esta descripción podríamos pensar que estamos ante una obra del siglo XIX, cuando escenas de este tipo primaban en todos los salones; pero esta pieza se compone de un fondo azul, roto por una superficie ovalada que degrada el color hacia el centro con un tono más oscuro. Delante, cuatro manchas de color geométricas perfectamente delineadas conforman la piel de una muchacha, con tres tonalidades carnosas, y su blusa blanca. Delinea la figura, un trazo simple, a modo de boceto o dibujo preeliminar, creando rugosidades en la zona textil. Las manchas de color no están en perfecta alineación con el trazo de la figura, quedando en algunos sitios el color fuera, y en otros, sensación de transparencia por la visión del fondo azul.

No se trata de una casualidad o un capricho del artista esta forma de trabajar. Juan Gris, el autor, llegó a este tipo de composición después de mucha reflexión y evolución dentro de su estilo. Se trata de su último cuadro, y desgraciadamente, no es su etapa de madurez ya que tuvo una muerte prematura con tan solo 40 años.

Juan Gris llegó a París y conoció a Pablo Picasso cuando empezaba a pintar “Las señoritas de Avignon”. Se adentró totalmente en el estilo y en la forma de hacer cubista, llegando a ser uno de los mayores exponentes. Hay autores que afirman que por su pureza, tanto estilística como de pensamiento, es el mayor ejemplo del movimiento.

Su capacidad analítica está presente tanto en su obra pictórica como en sus artículos sobre arte y pensamiento, ya que publicó en revistas de arte durante prácticamente toda su carrera. Tiene la concepción platónica de que la idea es anterior a la cosa, y partiendo de esa premisa, se inmiscuye en terrenos que otros como Braque y Picasso estaban explorando también; pero Gris lo hace de una manera particular:

«Trabajo con los elementos del espíritu, con la imaginación, intento concretar lo que es abstracto, voy de lo general a lo particular, lo que significa que parto de una abstracción para llegar a un hecho real. Mi arte es un arte de síntesis, un arte deductivo, como dice [Maurice] Raynal (…) Considero que el lado arquitectónico de la pintura es la matemática, el lado abstracto; quiero humanizarlo: Cézanne, de una botella hace un cilindro; yo parto del cilindro para crear un individuo de un tipo especial, de un cilindro hago una botella, una cierta botella» .

El cuadro a tratar no está en esta etapa de su carrera, donde las premisas cubistas son su línea de trabajo. En la década de los 20, cuando se enfrenta a la enfermedad que le lleva a la muerte, se desarrolla una nueva etapa. Es su época más exitosa, con numeras exposiciones individuales y un reconocimiento público notorio, pero él ya no vive en París y se aleja del bullicioso mundo artístico. Estilísticamente ha dado un paso más: deja a un lado las formas cubistas estrictas y se inmiscuye en lo que él llama “la vuelta al orden”. Seguramente debido a su enfermedad hay muchas naturalezas muertas, ventanas y paisajes. Se trata de un estilo más naturalista, de carácter sereno y tranquilo que deja su impronta en obras como El mantel azul, El libro rojo, o esta última obra Mujer con cesto, que es una de las más valoradas.

Vemos una clara reflexión y residuo cubista en la forma de componer la figura a través de manchas geométricas que conforman la materia de la figura; su piel y su ropa. También en la falta de ubicación dentro del espacio, ya que solamente hay una pequeña referencia, que es ese espejo de fondo. El cesto de mimbre y las formas rugosas de la ropa nos trasladan a este nuevo concepto del arte de Gris, donde se vuelve a vislumbrar lo matérico, así como el trazo simple pero realista de la figura femenina. Es un trazo frío pero justificado. Gris continúa con su empeño de síntesis en la obra. Es decir, expresar todo con nada.

Nunca sabremos hacia dónde iría la carrera de este artista irrepetible, pero su talento, visible en todas y cada una de sus obras, indica que se hubiese convertido en un artista de los más cotizados en vida. Pocos años después de su muerte, sus cuadros se consideraron como los mayores exponentes de la obra cubista del siglo XX.

Fuentes on line:
http://mundoarte.portalmundos.com/juan-gris/
http://www.fundacion.telefonica.com/at/cole/paginas/gris.html
http://www.enriquecastanos.com/gris_juan.htm
http://www.spanisharts.com/history/del_impres_s.XX/arte_sXX/imagenes/gris_cesto.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Wiki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *