>Ángel. Ron Mueck.

>
AUTOR: Ron Mueck

TÍTULO: Ángel

TÉCNICA: Goma de silicona y técnica mixta

DIMENSIONES: 1,10 X 0,87 X 0,80 m.

FECHA: 1997

LOCALIZACIÓN: James Cohan Gallery (New York)

COMENTARIO RAZONADO DE LA OBRA:

Figura humana desnuda y alada reposa sobre un gran taburete con los codos apoyados en las rodillas y los puños cerrados sujetando la cara.

Nos encontramos ante una escultura hiperrrealista de Ron Mueck; artista australiano nacido en 1958 que a pesar de llegar al mundo del arte por casualidad, se ha consolidado como uno de los escultores actuales más representativos de este movimiento. Resulta paradójico percatarse de que la originalidad de este artista radica precisamente en dotar a sus esculturas de un realismo brutal y pasmoso; ya que en el arte actual se huye bastante de la figuración y de la plasmación de lo real.
Salió de Melbourne para instalarse en USA donde trabajó en series de animación tan importantes como los Teleñecos o Barrio Sésamo. Poco después se instaló en Londres y comenzó su periplo por el mundo publicitario en el que se quedaría. Su incrusión en el arte fue totalmente casual.

Mueck realiza esculturas con silicona; moldeándola mostrando un gran dominio de la anatomía humana. Para conseguir ese acabado tan verídico usa cabellos humanos, fibra de vidrio, látex y demás materiales blandos; además de atrezo real, que contextualiza las figuras en el espacio.

En este caso concreto, utiliza plumas y alambre para mantenerlas con esa forma abierta. Las alas son de gran tamaño; y junto al cuerpo encogido genera una sensación contrastada de grandiosidad y dejadez; de abertura espiritual y forma carnal más cerrada y pensativa. El taburete sobre el que está sentado es mucho más grande que él, por lo tanto hace dúo con las alas y dejan a la figura del muchacho en un aislamiento triste, con las piernas colgando y el cuerpo encogido. Él mismo se da cuenta de su insignificancia con respecto a los elementos que lo rodean.

Cada cabello, tanto de la cabeza como en el cuerpo, está sujeto a la silicona de manera individual y cada pliegue, arruga e imperfección de la piel es plasmada en esta y en todas las esculturas. Se ven venas, lunares, pecas… la expresión de los rostros denotan estados físicos y anímicos.

La cualidad de este artista para actuar como retratista de sensaciones se ve en prácticamente todas sus esculturas. Quizá la más impactante es una mujer embarazada, desnuda y de pie con los brazos en alto, que tiene su rostro exhausto, jadeante, sudoroso; cada músculo en tensión nos deja sensación de extenuación.

A Mueck le llaman también el Dalí actual. Esto se debe al toque onírico de muchas de sus piezas. Para empezar, ninguna tiene un tamaño real, semejante al humano. Según él es porque personas normales vemos todos los días por la calle y él pretende hacer algo distinto. La verdad es que dándole un tamaño colosal a las figuras genera una visión que transgrede, que choca, que nos hace ver extraños nuestros gestos cotidianos y nuestras formas anatómicas. Además hay personajes a los que les aporta detalles no reales dándoles carácter de mito, cuento o sueño. Así, este pensativo ángel, abre sus alas al mundo mientras su talante introspectivo nos deja el rastro para seguir un camino dictado por nuestra imaginación. Algo parecido pasa con Big man, enorme escultura hecha al año siguiente que Ángel, Se trata de una figura colosal de un hombre con aspecto muy rudo, piel áspera y acartonada y expresión dura y triste. Da sensación de sobrenatural, un coloso compungido, un ser onírico.

Un detalle a destacar de este estupendo escultor es que no usa modelos. Es todo sacado de fotografías o de su imaginación. No se siente capacitado para tener a una persona quieta en su presencia tanto tiempo. Este curioso dato no es más que otra muestra de su talento ya que resulta complicado imaginar tanta realidad detallada sin un modelo.

Esta obra, Ángel, es del año 1997, el mismo en que esculpió la obra que le llevó a la fama. Se trata de una escultura muy realista de su padre muerto, desnudo y sin ningún tipo de accesorio. Utilizó su propio pelo en esta ocasión. Esta pieza se expuso en una muestra colectiva en la Royal Academy de Londres y supuso un gran impacto, con opiniones encontradas entre galeristas, críticos y público. Mueck ha seguido siempre en esta línea y aunque actualmente su vida se centra más en su trabajo en el mundo publicitario, tiene siempre cerca sus materiales y su taller.

A pesar de estar desde el principio de su carrera artística afincado en Londres, Ron Mueck ha creado escuela en su país natal ya que la escultura hiperrrealista tiene grandes representantes en Australia. Es el caso del conocido Sam Links, con esculturas impresionantes de excelente precisión técnica o Patricia Piccinini, que dentro de este realismo crea seres inverosímiles generando una especie de desafío a la ciencia.

Fuentes on line:
– http://jesusmaury.blogspot.com/2007/09/ron-mueck-revolucionando-el-arte-de-la.html
– http://www.masdearte.com/index.php?option=com_content&view=article&id=645&Itemid=12
– http://www.titerenet.com/2007/03/27/como-construye-sus-figuras-ron-mueck/
– http://es.wikipedia.org/wiki/Ron_Mueck
– http://rienzie.com/escultura-ron-mueck-nintendo-ds-boys
– http://www.enkil.org/2009/11/13/sam-jinks-escultura-hiperrealista/
– http://www.homines.com/arte_xx/patricia_piccinini/index.htm
– http://paolape.blogspot.com/2006/03/ron-mueck.html
– http://www.jamescohan.com/artists/ron-mueck/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *