Pedro Paricio. Non Stop.

 

De alguna manera mis cuadros actúan como espejos en los que otra persona puede verme a mi pero a la vez verse a sí mismos. Cuento mi vida que de alguna manera también es la vida de otros. Esa es la grandeza del arte. Una pintura mural del románico habla de los seres humanos igual que un cuadro de Basquiat. (Palabras de Pedro Paricio en su entrevista en el proyecto ARCO Bloggers).

Pedro Paricio (Tenerife 1982) se presenta al mundo de traje y corbata al estilo más Reservoir dogs. Es joven; 30 años; tiene talento y ahora tiene éxito.  Ha trabajado en una treintena de cosas distintas para poder pintar y realizar su sueño. Ahora vive de su arte. Y vive bien.

La prestigiosa galería londinense Halcyon Gallery fichó por él en el año 2011 y no ha podido irles mejor. La exposición, Diary of an Artist and Other Stories 2007–2012, del año pasado fue la segunda del artista en esta galería. Fueron más de 50 trabajos expuestos que rondaban entre las 25.000 y 120.000 libras. Se han vendido casi todas y algunas de ellas a importantes instituciones. He visitado ayer las sedes de Halcyon Gallery de Bond Street y las galeristas no podían estar más orgullosas de joven fichaje. Me han enseñado las cinco piezas que tenían en la colectiva que ahora tienen en las salas mientras repetían : “He is doing very well” (Lo está haciendo muy bien). Y la verdad es que yo también lo creo.

La obra de Paricio es sobre todo contraste de colores. Al contrario de muchos otros artistas, su evolución ha ido de lo abstracto a una tendencia actual hacia la figuración. No juega con planos, ni con sombras; nos encontramos ante un universo geométrico y llano con continuos guiños a los pintores del siglo XX que más admira. El arte de sus ídolos le sirve de inspiración llegando a crear incluso series enteras como en el caso de Francis Bacon.

Antes de llegar a Londres, algunas salas españolas ya le habían dado una oportunidad. Se trata de Ikara Gallery en Barcelona, con la que tuvo el proyecto en 2008 The Canary Paradise; Galería Muro, en Valencia, con la exposición Un pintor. Otro. Y Fe infinita en la Galería Fidel Balaguer en Barcelona.  Además tuvo una importante exposición en el gran espacio sevillano Casino de la exposiciónThe Theatre of Painting. Donde Juan Manuel Bonet elogió su obra y trayectoria internacional.

Fue una visita estupenda la que hice ayer a Halcyon Gallery. Además de ver la obra de Pedro Paricio en vivo, pude contemplar también la de Bob Dylan, Andy Warhol, Dale Chihuly, Eve Arnold, Lorenzo Quinn, Mauro Perucchetti, Santiago Montoya y Simon Gudgeon.

Somehow my paintings work like mirrors in which the other person can see me but at the same time they can see themselves. I tell about my life and somehow it’s also the other person’s life. This is the greatness of Art. A Romanesque mural can talk about humans the same way as a Basquiat painting. (Words from Pedro Paricio in his interview in ARCO Bloggers).

Pedro Paricio (Tenerife, Spain, 1982) presents himself to the world in a suit and tie, Reservoir dogs style. He’s young; 30 years old; he is talented and now he is also successful. He’s had around thirty different jobs so he could go on painting and realize his dreams. Now he’s living of his art. And he lives well.

The prestigious Halcyon Gallery from London, bet on him in 2011 and it couldn’t had gone any better. The exhibition, Diary of an Artist and Other Stories 2007–2012, of last year, was the artis’s second solo show in that gallery. There were more than 50 artworks exhibited, ranging in price from around 25.000 to 120.000 pounds. Most of them were sold and some of them to important institutions. I visited yesterday the headquarters of Halcyon Gallery, in Bond Street, and the gallerists couldn’t be more proud of their discovery. They showed me the 5 pieces they have on display now in the collective exhibition in the showrooms and said: “He is doing very well”. I believed it.

Paricio’s work is all about colour contrast. Unlike most other artists, his evolution has been from the abstract to a figurative trend. He doesn’t play with depth of field, nor shadow; we have a flat, geometrical universe with continuous winks to his most admired XX century painters. His idols’ art serves of inspiration even making entire series based on works of artists like Francis Bacon, for example.

Before he arrived in London, a few Spanish galleries had already given him an opportunity. It’s the case of  Ikara Gallery, in Barcelona, with The Canary Paradise project in 2008;  Galería Muro, in Valencia, with the exhibition Un pintor. Otro. And Fe infinita in Galería Fidel Balaguer in Barcelona. He also had an important exhibition in the huge  Casino de la exposición in Seville; where  Juan Manuel Bonet praised his work and international experience. 

It was an amazing visit to the Halcyon Gallery gallery. Apart seeing the artworks of Pedro Paricio live, I could also see the artworks of Bob DylanAndy WarholDale ChihulyEve ArnoldLorenzo QuinnMauro PerucchettiSantiago Montoya and Simon Gudgeon.

 

Deja un comentario