Me gusta que me pegues. Los Punsetes.

Me gusta que me pegues,
me siento importante,
encuentro tus hostias fascinantes.
Y no me defiendo
por no molestarte,
prefiero dejar
que corra la sangre.
Afílate los puños en mi cara,
hoy tienes 2×1 en mi mejilla,
escúpeme por una buena causa,
reviéntame de un soplo las costillas.
Me gusta que me pegues,
sin motivo aparente,
tus golpes son siempre pertinentes.
Pégame mucho,
hasta el desmayo,
haz de mi cuerpo tu capa,
y de tu capa un sayo.
Diviértete quitándome la cara,
a fondo cada hueso de mi cuerpo.
No ves que no voy a mover un dedo,
no ves que aunque me mates no me muero,
no ves que el arrastrarme por el suelo
me hace sentir a dos metros del cielo.

Deja un comentario